SELECCIÓN POR PARQUES NATURALES O ZONAS DE INTERÉS ORNITOLÓGICO

Gran parte de las mejores zonas para la observación ornitológica son cerca de Barcelona. He aquí algunas de ellas: 


DELTA DEL LLOBREGAT


Focalizado en: 

Aves de bahías litorales y de aguas superficiales 
* Aves de estanques y lagunas de agua dulce y salobre
* Aves marinas 


Cerca de Barcelona, a tan sólo 15 minutos en coche de la ciudad, se abre el Delta del Llobregat,  un espacio de gran valor agrícola y natural con presencia de grandes infraestructuras como el Aeropuerto de Barcelona. Sin embargo, esta reserva natural es excelente para la observación de aves acuáticas y otras especies migratorias que hacen una parada en el camino hacia el trópico africano o hacia la tundra ártica. Sus lagunas son lugares idóneos para observar especies como el la garcilla bueyera, la garza imperial, la garcilla cangrejera, la cigüeñuela, el calamón o el correlimos zarapitín. También se observan aves marinas de interés como la gaviota de Audouin, la gaviota cabecinegra, la pardela cenicienta, la pardela balear o la pardela mediterránea. 

 

P.N. DE LOS AIGUAMOLLS DE L’EMPORDÀ

Focalizado en:

* Aves de bahías litorales de aguas superficiales 
Aves de estanques y lagunas de agua dulce y salobre  
Aves de prados inundados  
Aves de secanos y cultivos varios  
Aves marinas

El Parque Natural de los Aiguamolls de l'Empordà es uno de los espacios protegidos más emblemáticos de toda Cataluña. Amenazado en los años 70 por la construcción de una gran urbanización para 60.000 personas fue, finalmente, protegido gracias al movimiento social, al apoyo internacional y al posicionamiento político favorable del incipiente Parlamento de Cataluña. Se declaró Parque Natural en 1983. Se extiende por gran parte de la bahía de Roses y la llanura aluvial de la comarca del Alt Empordà.  Cuenta con lagunas de agua salobre y de agua dulce, prados y pastos inundables, eriales, cultivos de cereales y otros tipos de hábitat que lo convierten en una buena despensa para las aves y en un punto clave de estancia y reposo antes de cruzar el Pirineo. Es un lugar óptimo para la observación de aves acuáticas como la garcilla bueyera, la garza imperial, la garcilla cangrejera, el morito, la cigüeñuela o el calamón. Aunque no nidifiquen, los flamencos se observan a menudo. También es un buen punto de observación de aves marinas como la pardela cenicienta, la pardela balear o la pardela mediterránea. El abejaruco y la carraca dan un toque de color a este paisaje llano que se abre amablemente al mar. 

P.N. DEL CAP DE CREUS


Focalizado en:

* Aves de matorrales y bosques mediterráneos  
Aves de campos de secano: viñedos y olivares  
Aves de hábitats rocosos y acantilados  
Aves marinas

El Cabo de Creus se encuentra justo donde el Pirineo se funde en el mar Mediterráneo. El macizo del cabo penetra varios kilómetros dentro del mar, es muy rocoso, salvaje, poco humanizado, muy abierto, con pocos bosques, un dominio abrumador de los matorrales y con algunos campos de olivos cerca del único pueblo que hay en el corazón del espacio: Cadaqués, fuente de inspiración artística de Salvador Dalí, el genial pintor mundialmente conocido. Además de las aves que se observan en mar abierto (pardela mediterránea, pardela balear, pardela cenicienta, etc.) y cerca de acantilados (águila perdicera, vencejo pálido, acentor alpino, etc.) las aves de mayor interés son los que viven en las zonas arbustivas mediterráneas. Entre estas especies destacan el roquero solitario, el roquero rojo, la collalba rubia, la curruca tomillera, la curruca rabilarga, el bisbita campestre, la cogujada montesina, la golondrina dáurica o el alcaudón común.



P.N. DEL DELTA DEL EBRO 

Focalizado en:

* Aves de bahías litorales de aguas someras 
Aves de estanques y lagunas de agua dulce y salobre 
Aves marinas 

A unas dos horas de coche desde Barcelona se abre el Delta del Ebro, uno de los más relevantes del Mediterráneo y un humedal de importancia mundial. El Delta del Ebro es una zona llana e inundada de forma natural o artificial -gracias a los arrozales- y tiene un valor natural excepcional. Allí conviven los usos tradicionales del cultivo del arroz con la preservación de los hábitats, la flora y la fauna. El Delta es, por lo tanto, un magnífico lugar para observar aves de bahías litorales, de arrozales inundados y de estanques de agua dulce y salobre. En los campos de arroz o a ras del carrizal de las lagunas observaremos la garza blanca, la garza imperial, la garcilla bueyera, la garcilla cangrejera, el morito o el calamón. El toque rosado de los miles de flamencos -colonia de 1.200 parejas- embellece las salinas y las bahías litorales. Las gaviotas de Audouin y las gaviotas picofinas sobrevuelan con frecuencia nuestras cabezas mientras la canastera nos muestra su silueta inconfundible. La terrera marismeña, en cambio, se esconde entre la vegetación de los salinos. Desde la costa o incluso dentro del mar observaremos la pardela balear, la pardela mediterránea y la pardela cenicienta. En época migratoria se observan muchas aves limícolas en su trayecto a la tundra ártica o el trópico africano.... Todo ello hace que el Delta del Ebro sea un auténtico paraíso para los amantes de la observación de las aves y de la naturaleza. 


ESTEPAS DE CEREALES DE LÉRIDA I RISCOS DEL PREPIRINEO

Focalizado en:

Aves de estepas, barbechos y terrenos baldíos  
Aves de riscos 
Aves de campos de secano de olivos y almendros  
Aves de matorrales y bosques mediterráneos  

Desde una perspectiva europea, las estepas se cuentan entre los hábitats más escasos y de más valor natural y ornitológico de todo el continente. Las estepas de Lérida (cultivos de cereales, eriales y barbechos) no constituyen ninguna excepción y por ello los cultivos de cereal, los secanos de almendros, los campos de olivos y los baldíos albergan una multitud de aves adaptadas a estos entornos, inexistentes o muy escasos en gran parte de Europa. Entre estas especies destacan el sisón, la avutarda, el alcaraván, la ganga, el cernícalo primilla, el críalo, la carraca, la collalba negra, la collalba rubia, la calandria, la terrera común o el alcaudón común entre muchas otras. 
 
Muy cerca de la llanura de Lérida se alzan imponentes los grandes riscos de las primeras cordilleras del Prepirineo sobre los que se abren altiplanos tapizados por matorrales y bosques mediterráneos. Estos macizos tan rocosos son un hábitat perfecto para las aves rupícolas como el roquero solitario, el roquero rojo, el vencejo real, la chova piquigualda o la piquirroja y, sobre todo, para las cuatro especies de buitres europeos: el quebrantahuesos, el alimoche, el buitre y el recientemente introducido buitre negro. Esta zona es la única de Europa donde se pueden observar los 4 grandes buitres europeos. 


 

 ¡TERRITORIO A LA CARTA! CUALQUIER LUGAR QUE SEA DE TU INTERÉS

Además de las 5 zonas básicas de interés ornitológico que ponemos detalladamente a tu alcance hay muchas más. Éstas no sólo tienen un valor paisajístico excepcional (P.N. de Montserrat, P.N. de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, etc.) sino también un valor ornitológico notable (P.N. del Garraf, P.N. del Cadí-Moixeró, etc). La salida se diseña a tu medida y, por ello, se puede incluir cualquier espacio natural, como complemento o como principal punto de exploración ornitológica. De todas estas zonas destacan:

Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici 
P.N. del Garraf 
P.N. de Montserrat 
P.N. de Sant Llorenç del Munt i Serra de l’Obac 
P.N. del Montseny 
P.N. del Corredor i el Montnegre 
P.N. del Cadí-Moixeró 
P.N. de l’Alt Pirineu 
P.N. del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter 
P.N. dels Ports 
P.N. Serra de Montsant 
Desembocadura del río Tordera


...Y donde haga falta ir para satisfacer tu ilusión y expectativas.